Blog

Convivir con la persona depresiva

slider[1]   A lo largo de mi experiencia como psicólogo en el área de la depresión, he ido recopilando multitud de orientaciones e indicaciones para intentar normalizar la convivencia con las personas que sufren depresión.

Estas orientaciones podrían quedar resumidas en los siguientes puntos:

  1. No adoptar actitud maternal con el enfermo, si apoyo, no sobreprotección.
  2. No aceptar la manipulación diaria por parte de la persona depresiva. Aumentaríamos su «tiranía» emocional.
  3. Reforzar positivamente al enfermo cuando le «sorprendamos» realizando alguna actividad fuera de su pasividad diaria.
  4. Realizar labores de co-terapeuta, colaborando con el psicólogo,  reforzando  la intervención psicológica.
  5. No forzar  al enfermo a realizar conductas contra su voluntad. Debe ser él quien inicie dichas conductas. Reforzar no forzar
  6. Reducir o modificar las expectativas sobre la persona depresiva, al menos durante las fases más agudas.
  7. Reducir al máximo elementos negativos tales como descalificaciones, rechazos, sermones y elementos positivos como excesivos halagos o falsos comentarios sobre la evolución de su enfermedad.
  8. Fijar límites, no dejar que el enfermo haga lo que quiera cuando quiera, porque corremos el riesgo de crear una actitud pasiva y cómoda, lo cual no beneficia a la evolución de la enfermedad.
  9. Ser pacientes, muy pacientes.
  10. Pasar por alto selectivamente determinadas conductas que no sean objetivo de la intervención psicológica en ese momento.
  11. La persona depresiva no debe ser el centro de atención familiar, porque esta actitud aumenta su malestar y sentimientos de inutilidad.
  12. Observancia de los síntomas depresivos por una posible agudización.
  13. No buscar culpables, ni humanos ni divinos.

Hasta pronto.

1 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.